Bella Ciao: el origen de un himno

Bella Ciao

La canción de Bella ciao, el himno por excelencia de la resistencia italiana contra el fascismo y el nazismo, se ha convertido en un auténtico éxito en la actualidad. ¿Cómo es esto posible? ¿A qué se debe su popularidad? Hoy vamos a hablar de los orígenes de esta popular canción partisana, de su por qué en la serie de ficción La casa de papel y de sus usos y abusos en la historia reciente. Abran su reproductor de música favorito, busquen la canción, y déjenla de fondo mientras leen este post. 

Bella ciao y su origen incierto

Bella ciao es una canción con una historia bastante interesante y dilatada en el tiempo. Aunque existen decenas de investigaciones sobre su origen, seguir el rastro desde sus inicios es bastante complicado. Además, el problema se intrinca, pues esta popular canción no tiene autor.

Los estudiosos de la historia de la música afirman que Bella ciao, la canción usada por los partisanos italianos, deriva de dos canciones populares del norte de Italia (regiones de Piamonte, Lombardía, el Véneto). Este dato es relevante, ya que la resistencia partisana fue más activa en esta zona en los años finales de la Segunda Guerra Mundial.

La primera de ellas, Fior di tomba (Flor de tumba), es una canción de amor y melancolía, donde una joven se despierta una mañana y descubre a su amante en los brazos de otra mujer. La segunda canción, La me nòna l´è vecchierèlla (Mi abuela era una viejecita), es una canción infantil de cuna, generalizada antes de la Segunda Guerra Mundial.

La canción de Bella ciao mantiene la estructura narrativa de Fior di tomba, adaptando la letra al contexto del momento: la lucha de la resistencia italiana contra el fascismo italiano y el ejército nazi. Esta nueva letra se inserta sobre la música de La me nòna l´è vecchierèlla, cuyo estribillo:

«la me fa ciau

la me diś ciau

la me fa ciau, ciau, ciau»

sigue la misma estructura que el de Bella ciao, pero con distinta letra:

«O bella ciao

bella ciao

bella ciao, ciao, ciao»

Otras interpretaciones acerca de su origen

Hasta hace un tiempo se pensó que la canción de Bella ciao provenía de un canto de protesta del siglo XIX de las trabajadoras de los arrozales del norte de Italia. Sin embargo, se trata de una falacia histórica, como demuestran las investigaciones del historiador italiano Cesare Bermani.

La versión de Bella ciao, adaptada por las trabajadoras de los arrozales, fue compuesta por Vasco Scansani di Gualtieri en 1951. En cambio, la canción utilizada por la resistencia italiana es claramente anterior a esa fecha. Pero, ¿quiénes eran estas trabajadoras? Vamos a verlo más detenidamente.

Las mondine, eran las mujeres que se encargaban de la “monda” del arroz. Su trabajo consistía en eliminar las malas hierbas de los arrozales. El trabajo de la monda estuvo muy extendido entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, fundamentalmente en la zona del norte de Italia. Las jornadas laborales que tenían lugar entre abril y junio, momento en el que los campos de arroz se inundaban, eran muy intensas y duraban entre 12-14 horas. Durante este tiempo, las mujeres permanecían de pie, con el agua hasta las rodillas, descalzas y con la espalda doblada. El salario no ayudaba, era demasiado bajo. Situación que se acentuaba en el caso de las mujeres.

Mondine y arrozales
Las mondine trabajando en un arrozal

El denominador común de las mondine era su origen humilde y su falta de recursos. Vivían en la pobreza y no tenían estudios. La dureza del trabajo y las largas jornadas provocaron la creación de estrechos vínculos de solidaridad que desembocaron en la reivindicación de mejores condiciones laborales. Para intentar alcanzar sus objetivos hicieron uso de un rico cancionero como forma de lucha. Destaca la versión de Bella ciao, cuya letra hace referencia a sus infernales jornadas de trabajo.

Hay otra interpretación sobre el origen de Bella ciao que la sitúa a principios del siglo XX. Parece que la melodía ya se tocaba en 1919. Fausto Giovannardi, un ingeniero italiano que estaba de turismo por París, adquirió un CD en 2006 titulado Klezmer, música swing yiddish y que contenía 20 pistas de diferentes orquestas. Mientras escuchaba una de las pistas, empezó a tatarear el estribillo de Bella ciao. El título de la pista decía: Koilen (3’.30) Mishka Ziganoff 1919.

Fausto Giovannardi se interesó por conocer la relación entre ambas canciones y se reunió con varios expertos del género musical klezmer.

Miskha Ziganoff era un acordeonista cristiano gitano que procedía de una familia judía. Nació en Odessa, una ciudad al sur de Ucrania, y emigró a Nueva York donde abrió un restaurante. Al mismo tiempo trabajaba como músico klezmer. Fue en 1919 cuando grabó la pieza en cuestión. Parece que se trata de una versión de una canción yiddish titulada Dus zekele koilen (Una pequeña bolsa de carbón). Adjunto el video en internet para que lo escuchéis. A pesar de la similitud en los acordes del estribillo, parece que esta interpretación no tiene unos argumentos demasiado sólidos para sostenerse como verdadera.

Símbolo antifascista

En el contexto de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el 8 de septiembre de 1943 se firmó el armisticio entre Italia y las fuerzas Aliadas, que habían ocupado el sur del país. Los alemanes reaccionaron e instauraron un Estado títere en la zona del norte de Italia el 23 de septiembre de ese mismo año.

Mapa de Italia de 1943. La zona verde corresponde a la República de Saló.

La República Social Italiana tenía su capital en Roma, aunque fue la localidad de Saló donde residieron la mayoría de los oficiales nazis. Razón por la que es popularmente conocida como la República de Saló. Teóricamente estaba presidida por Mussolini, pero a efectos prácticos el control quedó en manos del ejército alemán y de oficiales nazis de alto rango.

Fue en este momento cuando se conformó la Resistencia partisana. Un movimiento armado que se opuso al fascismo y al nazismo alemán. Los italianos antifascistas tomaron las armas para liberar sus tierras. Los más de 300 000 voluntarios tenían un origen diverso: eran socialistas, anarquistas, liberales y comunistas. Se convirtieron en partisanos, combatientes organizados que lucharon y resistieron ante el ejército de ocupación.

La canción de Bella ciao se convirtió en un símbolo antifascista. Su letra reconstruye esa historia desde el momento en el que el partisano decide partir de su casa para luchar contra el invasor. Hay que señalar que esta canción era un canto poco conocido en este momento entre las filas partisanas. Cada grupo tenía sus signos y tradiciones culturales y políticas, así como sus propias canciones.

Su letra refleja los valores de la resistencia partisana, de su entrega a la lucha contra el invasor alemán, y sin ninguna referencia a símbolos políticos concretos.

La fuerza de la canción y su popularidad llegará después de la guerra. En concreto, su difusión se disparó en 1947 en Praga durante el 1º Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Un grupo de antiguos partisanos, representantes de la delegación italiana, la cantaron frente a los delegados de otros países. Desde este momento se fue difundiendo por todo el mundo.

Partisanos italianos
Partisanos italianos

Usos de la canción en la historia reciente

La popularidad de Bella ciao se disparó durante la década de los 60, sobre todo durante las manifestaciones y protestas estudiantiles y obreras de 1968 en todo el mundo. En Brasil, tras el golpe de Estado y la posterior instauración de la Dictadura militar (1964-1985), la canción fue prohibida. Esto provocó su intensificación entre la militancia de izquierda que luchaba contra el nuevo régimen.

Durante el gobierno de Salvador Allende (1970-1973) en Chile fue adoptada como canción protesta por la banda chilena de música folclórica Quilapayún.

En la actualidad, en junio del 2018, la canción fue entonada por varias personas cuando Matteo Salvini, ministro de Interior italiano, viajaba en un autobús. Esto se debe a la política de inmigración del ultraderechista ministro italiano que se caracterizaba por su intolerancia. Con constantes polémicas declaraciones, comparando incluso a los inmigrantes con “esclavos”. Su nula capacidad política para solventar la crisis migratoria ha puesto en evidencia la incapacidad de la Unión Europea.

La última crisis migratoria ha tenido lugar hace unos meses, cuando la ONG Open Arms permaneció casi tres semanas en el mar Mediterráneo, cerca de las aguas de Lampedusa, con 160 personas a bordo. Cuando, por fin, se les permitió desembarcar en esta isla italiana, también se cantó Bella ciao.

La canción también se ha readaptado a las nuevas situaciones de la actualidad, como es el caso de las manifestaciones contra el gobierno del presidente argentino Mauricio Macri. La versión es del cantautor argentino Ignacio Copani.

Bella ciao y La casa de papel. Usos y abusos de la canción

Al principio del artículo lanzaba una pregunta, ¿cómo es posible que la canción se haya convertido en un auténtico éxito en la actualidad?

Antes de nada, he de señalar que, desde la difusión de Bella ciao en los años 50 y su popularización en los años 60 y 70, la canción no ha dejado de cantarse, ni ha desaparecido. Ha sido utilizada y versionada para cada contexto. Siempre con el denominador común: la lucha contra la opresión.

Su gran éxito en la actualidad se debe a la serie española de ficción La casa de papel. Para aquellos que aún no la hayan visto os haré un resumen de su argumento: un grupo de atracadores que no tienen nada que perder planifica un asalto multimillonario a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Es más, la canción aparece en varias ocasiones en la serie para subrayar la idea de resistencia por parte de los protagonistas durante el atraco. Un grupo de personas, con máscaras de Dalí, que buscan no solo conseguir el mayor robo de la historia, sino echarle un pulso al sistema.

La casa de papel ha conseguido que la canción se popularice entre grupos de personas con una ideología totalmente opuesta al significado de Bella ciao. Me parece algo positivo, siempre y cuando se conozca la historia detrás de la canción.

El problema surge cuando gente que ha visto la serie se escandaliza y acusa a la izquierda de apropiarse de esta canción. Esto es una auténtica mentira, puesto que Bella ciao está claramente enmarcada en una tradición de izquierdas.

Conclusión

No hay ninguna duda de que Bella ciao es actualmente un claro símbolo de lucha contra el fascismo. Aunque sigue existiendo cierta controversia en cuanto a sus orígenes, no debemos olvidar nunca su historia.

Es una canción para luchar por la libertad. Su éxito, en palabras del filólogo Carlo Pestelli, se debe a que “cuenta una historia humana y coral, aplicable a cualquier movimiento de resistencia europea, centrándose no en un ejército o brigada en particular, sino en un solo hombre, mártir de esa antigua tragedia continental que fue el nazifascismo“.

En la actualidad existen varias versiones de la canción, algunas usadas en discotecas y verbenas. Cabría preguntarse si esto es positivo para su difusión, o simplemente puede contribuir a banalizar la canción y su significado.

Ricardo Cuéllar

Ricardo Cuéllar González. Graduado en Historia y Máster en Estudios Avanzados e Investigación en Historia por la Universidad de Salamanca. Mis últimas investigaciones se han centrado en estudiar el movimiento estudiantil durante el Franquismo.

Añadir comentario

Haga click para publicar un comentario

Instagram

Images not found. This may be a temporary problem. Please try again soon.

Colabora con nosotros

Tú también puedes formar parte de este proyecto. Si tienes alguna propuesta para publicar en nuestra web, ponte en contacto con nosotros.